Los cuatro tipos de buenos amigos

Sean conscientes de estos cuatro amigos de buen corazón:

  1. El ayudante.
  2. El que permanece en las buenas y en las malas.
  3. El mentor.
  4. El compasivo.

El ayudante lo puedes identificar por cuatro cualidades: te protege cuando estás vulnerable, hace lo mismo con tu riqueza, es un refugio cuando tienes miedo, y en varias ocasiones proporciona el doble de lo que se le pide.

El amigo perdurable lo identificas por cuatro cualidades: te cuenta sus secretos, guarda tus propios secretos, no te abandona en la desgracia, y es capaz de dar la vida por ti.

El mentor puede ser identificado por cuatro cualidades: te frena de hacer el mal, te guía hacia buenas acciones, te dice lo que debes saber, y te muestra el camino del bien.

El compasivo se identifica por cuatro cualidades: no se regocija en tu desgracia, se deleita de tu buena fortuna, evita que otros hablen mal de ti, y alienta a quienes alaban tus buenas cualidades.

Lo más importante es ser esos cuatro amigos contigo mismo. Cuando reconoces que los demás son parte de tu verdadero ser, no hay distinción entre ser bueno con otros o ser bueno con uno mismo.